El gabinete


No sólo te va a encantar, seguramente querrás volver.

Situado a nada de la Avenida de la Albufera, en el Puente de Vallecas, este pequeño gabinete está pensado para tu comodidad e intimidad. Aislado del exterior, entrar en él te relajará al instante. Temperatura perfecta, luces indirectas y pequeños toques de color diseñados para complementar el trabajo del terapeuta. Eso sí, ni inciensos, ni budas, ni cascadas de agua. Sólo nuestras manitas y mucho cariño en cada masaje.